Handmade

Los tejidos con los que se confeccionan las colecciones están 100% producidos en España, Francia e Italia, aunque un 30% de los mismos se hacen a mano en el taller propio de la firma. Cada temporada se idean tejidos únicos por la propia casa, donde las superposiciones y los trabajos de bordado a mano toman el protagonismo absoluto, encargándose Beatriz personalmente de diseñar y bordar cada prototipo.

Muchas de las creaciones toman al menos tres meses de trabajo, debido a la complejidad y dedicación que requieren. Para las piezas bordadas, las aplicaciones se cosen habitualmente a mano, llegando en muchas ocasiones a alcanzar las 1.000 horas de trabajo. Mediante la utilización de técnicas de la costura más tradicional, Beatriz de la Cámara crea piezas femeninas que llevan su sello distintivo.

Cada diseño se crea mezclando exquisitos tejidos y detalles, fruto de la inspiración que a diario Beatriz va recogiendo en su cuaderno de ideas. Tras realizar numerosas toiles – para asegurar que todo está en perfecta armonía-, el atelier se encarga de confeccionar minuciosamente cada prototipo que formará parte de la colección final.